Cristina Blanco: “Mis valores coinciden en gran medida con los que inspiran a Cáritas

La Comunidad Misionera de San Germán de Madrid contribuye en el desarrollo de Cáritas

Sandra Salmerón i Mariona Alcubierre

Con el objetivo de complementar nuestro proyecto sobre la pobreza hemos realizado una entrevista a Cristina Blanco, colaboradora de Cáritas. Dado que, su misión es reivindicar la situación de los más necesitados y lograr un mundo en que cada persona sea libre de prosperar.

  • ¿Cuáles son las tareas que desempeñas en la ONG?

Desarrollo mi actividad como voluntaria en “La Acogida” de Cáritas de la parroquia de San Germán de Madrid.

Las Acogidas son el espacio donde las personas que vienen en busca de ayuda exponen su situación, allí valoramos los diferentes problemas que presentan y según el tipo y magnitud de sus necesidades, les prestamos la ayuda directamente o los derivamos a distintas instituciones, públicas o privadas.

Entrado un poco en detalle de las actividades concretas que desarrollo, podríamos agruparlas en los siguientes bloques:

Entrevista a las personas que vienen a Caritas, tanto cuando acuden por primera vez como en las posteriores sesiones de seguimiento, análisis de la documentación solicitada, gestión de ayudas y control posterior del destino de estas y justificación del gasto.

Planificación de las actividades a desarrollar, campañas anuales como la de Navidad, personas “Sin Techo”, Paro y concienciación social, Día de Caridad, Juguetes, etc.…).

Reuniones a nivel Arciprestal para recoger la información más relevante para nuestra actividad y poner en común experiencias con el resto de las parroquias, seguimiento de proyectos comunes, etc.

Coordinación del grupo de voluntarios de nuestra Acogida.

  • ¿Cuánto tiempo requieren?

Normalmente unas 8 horas semanales de entrevistas y reuniones, a ello hay que unir el trabajo de oficina, que va en función de las necesidades que se presentan. Durante ciertas campañas puede ser muy demandante.

  • ¿Por qué decidiste unirte a la ONG? ¿Y cuáles eran tus expectativas?

Llevo tanto tiempo que ya casi no recuerdo bien el inicio de mi colaboración con Cáritas, fue en 1991 en Tarragona, donde como voluntaria dedicaba una tarde a la semana a prestar asistencia jurídica a los usuarios.  Sí recuerdo que tenía, y tengo, la necesidad de poner a disposición de las personas que lo necesitan mis conocimientos profesionales y mis experiencias, actualmente ayudándoles a través de la Acogida.

En cualquier caso, indicar ser voluntario de Cáritas es un servicio que se convierte en vocacional.

  • ¿Qué te aporta personalmente tu trabajo en Cáritas?

Me da una gran satisfacción con algún que otro dolor de cabeza y me siento mejor conmigo misma.

A mí me ha enseñado a mirar al otro en un plano de total igualdad. Me ha ido enriqueciendo el testimonio de las personas a las que ayudas, empatizando con tu prójimo. Aunque en ocasiones, más bien muchas veces, la cercanía con la pobreza te causa dolor y cierta angustia, también produce una grandísima satisfacción cuando tu pequeña aportación da luz en la vida de otras personas.

Por otro lado, te acerca a la realidad social que a veces ni te creías que existiera, o la presuponías muy lejana, ese acercamiento te hace más sensible a la situación social y actual que vivimos. Ello me ha permitido poner en la justa medida temas personales y materiales que antes para mi tenían más importancia, cambiando la perspectiva de valores, dando importancia a las cosas en su justa medida.

También te enseña a trabajar en equipo, teniendo muchas veces que asumir decisiones de los otros que para ti son en ocasiones difíciles de aceptar. Todas estas curas de humildad te van haciendo mejor persona y van limando defectos que antes ni te reconocías. Esto es una escuela en la que todos los días aprendemos algo de los demás, sean usuarios o compañeros.

  • ¿Elegiste Cáritas por alguna razón especial?

Cuando tienes la inquietud de prestar un servicio a los demás buscas una organización cuyos principios y objetivos compartas, como fue mi caso, si bien, es cierto que terminar en una u otra organización concreta, de similares características, en ocasiones tiene su componente de azar.

En esta pregunta en concreto y de forma excepcional voy a contestarte con arreglo a mis convicciones religiosas (no necesarias para ser voluntario de Cáritas), pues versa sobre de mis razones para elegir a Caritas.

 Desde muy joven he tenido la inquietud de servicio a los demás, aunque no la he buscado, siempre me ha venido dada por otros, hoy tengo claro que ha sido el Señor el que me guía por este camino.

  • ¿Consideras que tus valores están relacionados con los que intenta trasmitir la entidad social en la que trabajas?

Naturalmente mis valores coinciden en gran medida con los que inspiran a Cáritas. La labor de un voluntario es totalmente altruista y vocacional, difícilmente puede permanecer a una ONG u organización similar sino comparte sus valores y actuaciones.

  • ¿Qué estás haciendo para que tu organización salga en la televisión o en los periódicos?

Mi posición en la organización no está relacionada con esta faceta de la actividad, pues la llevan a cabo los Servicios Centrales. En nuestra Acogida nos limitamos a campañas de cartelería o actuaciones similares de ámbito muy local.

Si te puedo manifestar que en general todas las ONG y ONGD están realizando un gran esfuerzo para, en la medida de sus posibilidades, tratar de acceder a los medios de comunicación para darse a conocer y exponer sus actividades, logros y necesidades.  

Debo señalar que este esfuerzo por aparecer en los medios de comunicación también está motivado por el hecho de que son organizaciones que para desarrollar su actividad necesitan recursos, tanto económicos como humanos (principalmente voluntarios) y dado que número de estas organizaciones está creciendo de forma importante, la competencia por captar dichos recursos cada vez es mayor. En este sentido, el acceso al gran público a través de los medios de comunicación es una gran “ventaja competitiva”. 

  • Si tienes un puesto de responsabilidad en tu organización, ¿sabes qué quejas llegan del gran público a tu entidad?

En general los datos a los que tengo acceso son prácticamente los mismos que son de dominio público. 

Distinto es el caso de que pudiera existir una queja o una oportunidad concreta de mejora, en este caso la organización, a través de los canales establecidos, en su caso, solicitaría conocer nuestra opinión y nos haría participes del problema, así como las acciones de mejora a adoptar.

  • Si alguien tiene una queja, ¿hay alguna persona de tu organización designada para atenderla?

En principio quien desee plantear una queja puede dirigirse a la persona de la organización considere conveniente, es decir, a cualquier voluntario de nuestra Acogida o a mi como responsable del servicio. A mi me correspondería estudiar la misma y adoptar la decisión que considerara conveniente. Si la naturaleza de la queja así lo requiriera, debería elevarla a Vicaria para su análisis y resolución.

El usuario también efectuar su queja directamente ante la Vicaria o ante los servicios centrales nacionales. En estos casos, en función de la naturaleza de la queja, la entidad que la ha recibido resolverá acerca de la misma o la enviará al nivel de la organización que crea adecuado para su análisis.

Considero que funciona bastante bien.

  • ¿Hacéis un seguimiento del “por qué” de las bajas de socios que se producen sin razón aparente?

Si bien en general todas las ONG prestan una gran atención a este aspecto, y Caritas no escapa a esta regla general, dicha función no es desarrollada a nuestro nivel organizativo.

De darse un problema de este tipo en nuestra parroquia, para Cáritas global sería un problema “micro”, en este caso, sí debería ser analizado por nuestra propia organización. Afortunadamente no nos hemos encontrado en esta situación.

  • ¿Qué dificultades tuvisteis durante la pandemia?

Las dificultades fueron muchas, las podríamos agrupar en tres bloques:

El primero el correspondiente a la dificultad de reestablecer el contacto con nuestros usuarios y el primer contacto con las personas que necesitaban de nuestra intervención por primera vez y hacerles llegar a todos ellos las ayudas. No olvidemos que debido a las disposiciones legales tuvimos que cerrar nuestro local, al mismo tiempo, debíamos acotar los riesgos de contagio que asumíamos y que podíamos estar haciendo asumir a los usuarios. Ello nos obligó a cambiar nuestra forma de trabajo, pasadas las primeras semanas pudimos ir recuperando parcialmente la organización y resultó algo más cómodo, aunque seguían algunas dificultades.

En segundo lugar, la avalancha de personas que recurrían a nosotros había perdido su trabajo, no tenían recursos y en muchos casos no habían tenido ningún contacto previo con nosotros, por lo que no teníamos evaluada su situación familiar y que no podíamos entrevistarles personalmente, todo ello unido a la precariedad que presentaban, en algún caso sin alimentos, contagiados y sin poder salir de casa. Ello nos obligó a establecer un sistema de evaluación, seguimiento y control telefónico y en ocasiones a desplazarnos hasta sus hogares para llevarles alimentos o medicinas.

Por ultimo, indicar que tuvimos que afrontar estas circunstancias con menor numero de voluntarios de los que habitualmente contamos, pues por prudencia solicitamos que dejaran de prestar temporalmente servicio todos aquellos que pertenecían a grupos de riesgo o presentaban patologías previas.

  • ¿Cómo es el trabajo de la ONG y cómo se organiza?

El modelo de actuación de Caritas Madrid básicamente comprende 3 planes: concienciación, atención a las personas en situación de vulnerabilidad y acompañamiento.

En cuanto a la organización, Caritas está presente en mas de 150 países. Caritas España está regida por los órganos siguientes: la Asamblea Nacional, el Consejo General, la secretaria general y los Servicios Centrales.

Bajo estos órganos se desarrolla una organización capilar muy atomizada en todo el territorio nacional, que cuenta con 70 Cáritas Diocesanas, 5.402 Cáritas Parroquiales, 73.661 voluntarios y 5.408 personas contratadas.

Cáritas Parroquial de San Germán, de la que soy responsable, pertenece a la Vicaria VIII y dentro de esta, al Arciprestazgo de Santa María Micaela, por tanto, contamos con los servicios transversales del Arciprestazgo y Vicaria, como son Apoyo y asesoramiento y puntualmente ayuda económica.

Desarrollamos nuestra actividad en un local anexo a la parroquia. En el servicio de acogida estamos siete voluntarios y en torno a quince en apoyo escolar.

  • ¿Cuáles son las condiciones requeridas para el voluntariado?

Con carácter general distinguiría en primer lugar la del compromiso, sin el cual no es posible llevar a cabo las tareas de voluntariado. Otra condición necesaria es la vocación de ayuda a los demás y la entrega que ello supone.

  • ¿Cuáles crees que son las principales carencias o necesidades cotidianas de la gente a la que ayudáis?

Las principales son las económicas, tales como alimentos, alquileres, gastos de transporte, medicinas, libros, etc. También presentan carecías afectivas, necesidades de asesoramiento, problemas médicos, legales y un sinfín de ellos

  • ¿Qué podemos hacer para colaborar y para mejorar su relación?

Nuestro objetivo no es limitarnos a satisfacer sus carencias económicas, en la medida de nuestras posibilidades, sino el blindarles un acompañamiento global encaminado a lograr su desarrollo integral, de tal forma que, en la medida de lo posible, logremos que en un futuro puedan ser capaces de salir adelante sin tener que requerir nuestra ayuda.

En todo este proceso debemos tener siempre presente que no debemos tratarlos como personas diferentes, ya que lo que nos diferencia es que en un momento determinado necesitan de nosotros y lo único que demandan es una ayuda puntual para poder salir del problema que en un determinado momento les angustia.

  • ¿Recibísteis la llegada de algún tipo de ayuda a nivel internacional?   

No.

  • ¿Entrásteis en contacto con otras ONG o cualquier otro tipo de organismo de cooperación?

Nuestra principal relación fue con los Servicios Sociales (Ayuntamiento de Madrid), si bien también mantuvimos relaciones puntuales con otras organizaciones.