Juanjo Campodarve: “Se vive mejor en los pueblos pequeños; más intensamente”

25 views

El alcalde de Azanuy-Alins lo dejó todo para apostar por la vida en el pueblo

Juanjo Campodarve es alcalde de Azanuy-Alins, un pequeño pueblo de la província de Huesca en la comarca de la Litera. Su familia y él vivieron un tiempo en Barcelona, pero hace ya unos años que lo dejaron todo y apostaron por la vida en el pueblo, lugar donde el matrimonio se había criado y sus hijos solían veranear.

¿El cambio de vivir en una ciudad tan grande como Barcelona a pasar a ser vecino de un pueblo de unos ciento sesenta habitantes fue muy acentuado? ¿Fue difícil encontrar trabajo por esta zona?

No, teníamos la idea de venirnos y nos gustaba el pueblo, lo conocíamos, el cambio no fue muy… Al contrario, cuando venimos, mis hijos  eran pequeños todavía; fue justo acabar el colegio y venirnos, era como empezar una vacaciones de otra manera. Encontrar trabajo no fue para nada difícil; de hecho, la decisión de venir a vivir aquí fue precisamente porque lo encontramos. El venirnos estaba condicionado por encontrar un puesto de trabajo.

Desde pequeño ha estado de manera más o menos permanente en el pueblo. Ha visto cómo este se ha ido despoblando; la partida de los jóvenes y no tan jóvenes… ¿Cuándo cree usted que los pueblos españoles aproximadamente empezaron a despoblarse?

Por lo que se ha leído y tenemos información sobre ello, a los años sesenta, setenta… Por ejemplo, Azanuy tiene mucha influencia por los pueblos más cercanos, más grandes. Como cuando en Monzón empezaron a ponerse empresas químicas: estas atrajerona muchos ciudadanos porque necesitaban mucha mano de obra. Entonces, los pueblos pequeños como el nuestro -que está básicamente basado en la economía de la agricultura-, se fueron despoblando y yéndose a pueblos que eran casi ciudades. 

¿Qué factores influyen para que una familia migre a vivir a una ciudad?

Entiendo que es por el tema del empleo. Luego, en la comarca de la Litera tenemos otro problema: aquí hay mucho empleo pero la gente joven que se va a estudiar a Zaragoza, a Barcelona, a Madrid, a Valencia, encuentran oportunidades de trabajo allí y se quedan. Por esto, lo que está haciendo la asociación de comerciantes, las industrias y empresas de Binéfar y de la comarca, es intentar que estas personas jóvenes que van a estudiar vuelvan otra vez aquí con ese bagaje de estudios y de conocimientos y los apliquen, que aquí hay oferta de empleo. Aparte, supongo que también las oportunidades, el conocer las ciudades, eso ya depende de la persona.

Intentamos que las personas jóvenes que van a estudiar vuelvan otra vez aquí con ese bagaje de estudios y de conocimientos y los apliquen

Juanjo Campodarve, alcalde de Azanuy-Alins

¿Diría usted que Azanuy-Alins está bien comunicado, ya sea a través de carreteras, transportes, líneas telefónicas, wifi…? ¿Se han mejorado estos para que la gente tenga más motivos para quedarse?

Hay mejoras, pero son insuficientes (dice riendo), está claro; es una de las peleas que tenemos desde los ayuntamientos el conseguir buenas comunicaciones, ya no solo a nivel tecnológico, sino tener también, aparte de las carreteras, las vías que tenemos ahora son bastante deficientes. Ese es nuestro trabajo, la pelea diaria.

¿Qué tipo de trabajo o profesión se encuentran en los pueblos que pueda dar beneficios a los vecinos y que no podamos encontrar por ejemplo en una gran ciudad?

Aquí hay empleos, por ejemplo, derivados del turismo rural; eso es una fuente de economía muy importante ahora mismo y también hay empresas que se dedican a explotar el producto local. Por ejemplo, en Fonz hay una quesería que hacen quesos con leche de sus propios rebaños; en San Esteban, hay una empresa que produce miel autóctona. Un poco explotar los productos que tenemos aquí para ponerlos en valor. Es sobre todo el sector primario; aparte tenemos la agricultura, estos productos locales y el turismo, creo yo.

Se dice que el mundo rural es el futuro. ¿Por qué?

Se vive mejor en los pueblos pequeños, se vive más y más intensamente y con mayor calidad de vida. Los que llevamos mucho tiempo viviendo en un pueblo y luego volvemos a la ciudad, – cuanto mayor es la ciudad se acentúa mucho más-, se oye continuamente ruido, no hay momentos de silencio, eso es importante. Luego el tema del tiempo, no hay que hacer colas para coger el pan o el autobús, entonces yo creo que aquí se vive más. Luego también con cualquier persona, cualquier vecino, tienes una relación mucho más estrecha que en comparación de la ciudad, en esta te puedes cruzar con miles de personas y no eres capaz casi ni de saludar.

¿Cómo se ha vivido y se está viviendo la pandemia de la covid al ser un pueblo tan pequeño? ¿Es más fácil controlarlo? ¿Qué medidas se han tomado?

Depende. Aquí no somos policías de nadie. La gente está concienciada en respetar las normas o las recomendaciones que nos dan. Aquí, se están respetando bastante, de hecho, en Azanuy, casos graves no hemos tenido y eso es importante, es más que nada el comportamiento de las personas. El riesgo que teníamos en las piscinas, era que nos viniera gente de los otros pueblos, por eso, no las hemos abierto. De hecho, los pueblos del alrededor las tenían cerradas. Procuramos eso, que no venga gente de fuera, es decir, que no haya mucho intercambio de personas entre los pueblos, era una manera de evitar este riesgo.

¿Por qué la gente debería apostar por vivir en un pueblo? ¿Qué campañas se pueden llevar a cabo para conseguir una repoblación de estos?

Porque se vive mejor, más y mejor. ¿Qué se podría hacer…? (dudando) campañas. A ver, viendo la tele te das cuenta de estas cosas. Por ejemplo, hay un programa ahora que es de aragoneses por el mundo, españoles por el mundo, ¿no? Y, tendrían que hacer un programa de realmente gente que viene a los pueblos y ver cómo se vive en ellos, que en los pueblos se vive muy bien, también. Entonces, la idea es esa, dar a conocer la vida cotidiana de los pueblos. Creo que la gente de la ciudad no la conoce, es una manera de poner en valor. Aparte está la necesidad de cubrir las carencias en comunicaciones. Que eso sea muy importante también. Cabe afirmar que aquí en la Litera, la comarca en la que estamos, es una comarca privilegiada en cuanto a trabajo y empleo. Hay mucha industria, hay mucho comercio, es una zona muy privilegiada.

¿Qué ayudas deberían darse a las familias que viven en el mundo rural?

Lo que mejoraría mucho con ayudas se produce cuando  las personas que están ya en edad universitaria tienen que ir a estudiar o a formarse fuera, incluso de su provincia. Cuando se tiene que ir a universidades y tal, pues eso supone un sobrecoste para familias que viven en el mundo rural, un sobrecoste ya sea de desplazamientos, de alojamiento, etc. Entonces debería estar de alguna manera compensado por parte de las administraciones del Estado.

¿Hay sitio urbanizable, casa para comprar, alquilar para que la gente pueda venir a vivir al pueblo?

Hay casas que se están cayendo, desde el ayuntamiento intentamos ponernos en contacto con el propietario y resulta que o es de mucha gente o es de poca, no tienen papeles, etc. Nadie se quiere hacer cargo y entonces eso es un problema. Desde el ayuntamiento, si pudiéramos de alguna manera hacernos cargo o bien que alguien la comprara o la rehabilitara, mejoraría la situación. Por ejemplo, en Azanuy hay déficit de viviendas, pero a la vez, hay un montón de casas vacías. Si una persona joven o una pareja se quiere establecer es difícil encontrar un sitio para vivir.

En Azanuy hay déficit de viviendas, pero a la vez, hay un montón de casas vacías

Juanjo Campodarve, alcalde de Azanuy-Alins

Se debe, por ejemplo, a que el propietario ha fallecido sin descendientes directos, entonces son sobrinos, pero resulta que son diez sobrinos distintos, de varias familias y a veces cuesta. Es otro trabajo que estamos intentando desarrollar. Intentamos localizar a los propietarios de las casas antes de que se caigan o que nos las den al ayuntamiento para poderlas rehabilitar o simplemente las que no se pueden usar tirarlas, para que alguien pueda luego construir una vivienda. Nadie se responsabiliza de esas viviendas, son casas que se caen. El problema que genera a los vecinos si la casa del lado se está cayendo, es que entre otros pues hay humedades, hay mil problemas, ahí es donde tenemos trabajo para hacer. Tampoco hay una ley que nos ayude a los ayuntamientos para poder gestionar esto. Por ejemplo, proponemos que si durante 15 o 20 años de una finca o de una casa nadie se hace cargo, que pase a dominio público y a partir de ahí se podrían hacer viviendas o solucionar el problema.

¿Volvería a la ciudad ?

Volvería a hacer turismo a la ciudad, a mí me gusta Barcelona para ir a hacer turismo. Para vivir, si no tuviera más remedio, iría, pero mi elección, nuestra elección, es quedarnos en el pueblo.

Panorámica del municipio de Azanuy- Alins. (Fuente: Epis Report)

Júlia Almenara, Elena Aventin, Mariona Besora, Carla Labella i Jana Torres

close

El més recent